El Aprendiz de Arte es una serie de cápsulas de divulgación cultural, producida por Yahoo! México y conducida por Rodrigo Cruz, cuyo objetivo es acercar el Arte a todo público a través de los aspectos que normalmente no conocemos del arte, de los artistas o de sus obras. Los contenidos están narrados en un lenguaje totalmente accesible y facilitan nuestra familiarización con el lenguaje especializado.

 

A pesar de que el arte es una refinada expresión del humano, el propósito también es desmantelar algunos mitos y solemnidades para no alejarnos de lo placentero que es el quehacer artístico y saber que es más accesible y cotidiano de lo que solemos creer.


jue

10

jul

2014

Stendhal: La enfermedad que contagia el Arte

No solamente les comparto lo que investigué, sino una experiencia personal. Antes de conocer este síndrome, había realizado un viaje al viejo continente y viví emociones que yo mismo no esperaba de mí. Entre varias cosas, llegué a Florencia y al recorrer un par de calles ya sentía el hogar de mi Alma. Al entrar a un modesto y grandioso restaurante lo único que tuve por palabras fueron lágrimas que provocaron que los cocineros trajeran a mi mesa la mejor cena de ...

Pero no solamente eso, recorrí museos sorprendido realmente de las obras maestras y de la enorme cantidad de obras que la gente no se detiene a ver. Lo cual quiere decir que la mayor parte de la fama es un efecto Pigmalión. Pero el punto crucial lo viví al llegar ante la Gioconda. Estar ahí no es vivir solamente la obra, sino el fenómeno, los tumultos de gente, el misticismo de no poder acercarse tanto como a otras obras del mismísimo da Vinci (muchas de las cuales las pude haber tocado a solas si osaba). Ese momento fue la gota que derramó el océano, tuve que dirigirme a una banca del museo en donde no podía parar de llorar y en donde me pasó que ya deseaba salir a como diera lugar. Comencé a sentir más desesperación que éxtasis, no quería ver absolutamente nada más. Recorrí salas y pasillos en busca de la salida y cada cuadro era un tormento para mí. Pasé ante la magnánime obra “La Coronación de Napoléon” de David y sentía que el mundo se me venía encima. Tenía ganas de gritar.

...al regresar del viaje necesitaba tiempo para meditar, estar en soledad para digerir tantas impresiones de algo que supuestamente ha estado presente toda mi vida: el Arte.

Fue entonces que al comentar esta experiencia alguien me platicó acerca del Síndrome de Stendhal. En lo personal, considero que el estudio clínico de este fenómeno tiene muchas lagunas y necesita estudiarse con un procedimiento riguroso, analítico, pero sin la falta de empatía emocional (no sentimentaloide o romántico).

RC


4 comentarios